NATILLAS CON LECHE DE SOJA

2013-07-01 16.13.18

Seguimos por aquí en el norte, abriendo las ventanas y sacando medio cuerpo fuera para ver donde se ha metido el sol.

A veces nos entra “la ridícula idea de no volver a verle “(por cierto, precioso libro de Rosa Montero), al verano me refiero ¡CLARO!.

Continuamos nublados, en el mejor de los casos con nubes y claros jugando al escondite con el anticiclón.
Nos llegan los informes meteorológicos y la verdad que no animan nada.
Nos estamos aburriendo, así que pongámonos manos a la obra:
Aparcamos el sudoku, marcamos el libro de lectura y nos acercamos al reino de los cielos, esta vez nos colocamos un delantal bleu.
Resto del utillaje de cocina preparado para ser utilizado.
¿Estamos listos?
Bien, propongo hacer un guiño al Sr. Hiromi Shinya, responsable de La enzima prodigiosa y nos vamos a preparar unas natillas super-apetecibles que a falta de sol, las ponemos azúcar moreno e igual se nos pega algo. A por ellas:

INGREDIENTES:

120 g. de azúcar moreno.
4 huevos.
600 g. de leche de soja.
1 cucharadita de vainilla líquida.
1 cucharada rasa de maicena.

Elaboración tradicional:

Separamos las claras de las yemas.
Cogemos las yemas en un recipiente grande y las batimos.
Añadimos un vaso de leche y mezclamos. (Reservamos)
Con el resto de la leche, ponemos a fuego suave y añadimos el azúcar.
Dejamos así hasta que empiece a hervir.
En ese momento, echamos un par de cazos de esta leche a la mezcla que tenemos reservada.
Removemos bien e incorporamos todo de nuevo a la cazuela.
Seguimos con el fuego suave, removiendo constantemente,
Cuando notemos que la leche va cogiendo cuerpo* sin llegar a hervir retiramos.
Se echa a los moldes y dejamos enfriar.

*(se nota porque la espuma de los bordes ha desaparecido y la leche se empieza a mover en bloque)

Elaboración Thermomix:

Se echan todos los ingredientes en el vaso y se programa 8 minutos, 90º, velocidad 4.
Se echa en los moldes y hay que dejar enfriar.

En casa las servimos caramelizadas, fundamentalmente porque nos hemos comprado un soplete y nuestra experiencia nos indica que utilizar este aparato relaja mucho.

Nos quitamos el delantal bleu y para esta operación nos ponemos el de camuflaje.

En la mano diestra el soplete y en frente la natilla.
En un primer momento regateamos con el azúcar y espolvoreamos un poco.  (no perder de vista al otro enemigo que es la báscula)
Luego, sin dar tiempo a que reaccione, abrimos el soplete y dejamos la salida taponada (caramelizada)
(He de confesaros que en este proceso, siempre se me pasa por la cabeza la posibiidad de flambear la cara a…….)
Bueno,  otras veces lo servimos con láminas de almendras ó con unos toques de canela, … o solas,  que también están muy buenas.
Concluyendo, esta receta se puede hacer con cualquier leche: de vaca, de cabra, de coco, … , la única que no es compatible, es la MALA LECHE.

ESPERO QUE OS GUSTEN!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vive la Ruta 66

Un recorrido por la calle principal de América

MakinGastronomy

Delirios de un Gastromaníak

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Mi dulce inspiración

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: