BOLLOS DE MANTEQUILLA DE BILBAO

2013-07-27 21.24.41

Estamos en ese mediodía que el sol entra por la ventana e ingenua de ti se te pasa por la cabeza la idea de que los gurus del tiempo se han equivocado con las predicciones. Así que en una decisión espontánea ajena a esa pequeña parte gris que aún conservo en mi cabeza y que me pone un stop gigantesco al plan que estoy maquinando, …, saco las tarteras, la fruta, el pan,  el agua, el por si acaso,  el porque me da la gana y hasta arriba cargadas como plateros nos vamos a la búsqueda de esa playa maravillosa que está a tomar por… lejos, muy lejos.
Siguiente decisión: coche o medios de transportes.  Analizando la opción coche, ésta nos implica posible caravana de la alegría y luego aparcar.  Si hay parking el tema se solventa con un buen manotazo en la cartera, por no hablar de lo que reparten los curas al final de cada misa y si ¿el parking está lleno?…pues peor, mucho peor… Así que el coche ni tocar y tras su buen “ratito” llegamos al pueblo que acoge nuestra fantástica playa y al salir de la estación, se observa alguna nube o nubarrón, pero tantas ilusiones, el esfuerzo y la sudada que llevábamos encima, se optó por ignorar las señales y ya dentro de la playa, surgió esa música que aparece en las películas y que avisan de que algo malo, pero que muy malo va a pasar y cuando esto ocurre y tú estás en el sofá,  no entiendes como las que están en la película, generalmente rubias y muy monas, siguen a lo suyo … y no se les pasa por la imaginación que esa docena de asesinos en serie que andan escapados concretamente en su pueblo, es más incluso en su calle, vayan a montar una carnicería en su casa y … ¡cáspita! se les apaga la luz y tienen que bajar al SÓTANO para ver si se le ha saltado algún cable y yo grito desde el sofá:  “¡ Santo Dios!”, llévate al menos el soplete, o el machete o el rodillo, una granada (que por cierto queda de miedo en las ensaladas)  …. bueno, yo también tenía que haber escuchado a las nubes negrísimas que ya tronaban, y a la ventolera que había en esa gran playa que era prácticamente para nosotras, las toallas que bandeaban más que la bandera de Trillo, …  Pues no,  no lo ví, así que al final como croquetas, salimos de la playa zingando  y volvimos derrotadas a casa.  Tras la ducha,  para superar la pasada experiencia sublime, entramos al fondo del armario, pusimos en orden los ingredientes y nos hemos preparado una merienda espectacular.
Hoy desde luego se puede hablar del día de rebozo, primero con arena y luego con harina, pero este último como veis muy gustoso.
Ya deberíais tener puesto el delantal.  Empezamos.

INGREDIENTES (2O unidades):
Para la masa:
170 g de leche.
70 g de azúcar.
120 g de mantequilla.
40 g de levadura fresca.
4 huevos pequeños (200 g)
550 g harina de fuerza.
1 cucharadita de sal.
1 Huevo batido para pintar.

Para el relleno:
140 g de azúcar.
70 g de agua.
250 g de mantequilla muy blandita.

ELABORACION DE LA CREMA DE MANTEQUILLA

Tradicional:

Preparar el almíbar, para ello poner el agua en una cazuela y cuando rompa a hervir, añadir  el azúcar y esperar cinco minutos.
Guardar en el frigorífico para que cuando lo necesitemos esté bien frío.
Incorporar la mantequilla en un bol.  Tienen que estar muy blandita, temperatura ambiente.
Con una cuchara remover hasta conseguir una textura cremosa.
Meter la batidora con las barillas e ir echando poco a poco el almíbar hasta que la crema quede homogénea. (Reservar)

Thermomix:

Primero preparamos el almibar.  Ponemos el azúcar y el agua en el vaso y programamos 5 minutos, 100 grados, velocidad 2.
Colocamos la mariposa e incorporamos la mantequilla y programamos velocidad 2 hasta que tengamos consistencia cremosa.
Programamos 1 minuto, velocidad 3 y vamos añadiendo el almíbar poco a poco por el bocal hasta que la crema quede totalmente homogénea.  Si vemos que es necesario, estaremos unos segundos más.

ELABORACION MASA

Tradicional:

Ponemos en un bol la leche, el azúcar y la mantequilla muy blandita y removemos.  (Reservar)
Echar los huevos y la levadura en el vaso de la batidora y batir.  Echar esta mezcla a la que tenemos reservada y revolver bien.
Ahora incorporar la mitad de la harina y remover hasta que esté bien integrada.
Por último y añadiendo el resto de la harina y la cucharadita de sal hasta que esté todo bien mezclado.
Tendremos una bola un tanto pegajosa.
Guardar en un bol y tapar.
Esperar mínimo una hora hasta que la masa doble su tamaño.
Pasado este tiempo, poner harina en una superficie y extender la masa, aplastándola para quitar el aire.
Ir cortando bollitos de unos 45 g y les vamos colocando en una bandeja cubierta de papel de horno, un poco separados.
Se les deja reposar a los bollitos hasta que doblen el tamaño, más o menos durante media hora.
Ponemos a precalentar el horno a 250 grados.
Pintamos los bollitos con el huevo y metemos al horno 7 minutos exactos.
Los bollitos al hacer la cocción muy rápida, salen muy tiernos.
Dejar reposar y cuando se enfríen un poco, les abrimos y les echamos la crema de mantequilla.

Thermomix:

Ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla en el vaso y programar 2 minutos, 37 grados, velocidad 2.
Añadir los huevos y la levadura.  Programamos 5 segundos, velocidad 4.
Incorporar la mitad de la harina y mezclar 15 segundos, velocidad 6.
Ahora añadir el resto de la harina con la sal y programamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Ahora dejar reposar dentro del vaso durante una hora.
Pasado este tiempo, poner harina en una superficie y extender la masa, aplastándola para quitar el aire.
Ir cortando bollitos de unos 45 g y les vamos colocando en una bandeja cubierta de papel de horno, un poco separados.
Se les deja reposar a los bollitos hasta que doblen el tamaño, más o menos durante media hora.
Ponemos a precalentar el horno a 250 grados.
Pintamos los bollitos con el huevo y metemos al horno 7 minutos exactos.
Los bollitos al hacer la cocción muy rápida, salen muy tiernos.
Dejar reposar y cuando se enfríen un poco, les abrimos y les echamos la crema de mantequilla.

GALERIA DE IMAGENES:

FOTO 1:  Masa.

FOTO 1: Masa.

FOTO 2:  Preparados para entrar al horno.

FOTO 2: Preparados para entrar al horno.

FOTO 3:  Recién salidos del horno.

FOTO 3: Recién salidos del horno.

FOTO 4:  Ahora tenemos que abrir y untar con la crema de mantequilla.

FOTO 4: Ahora tenemos que abrir y untar con la crema de mantequilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vive la Ruta 66

Un recorrido por la calle principal de América

MakinGastronomy

Delirios de un Gastromaníak

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Mi dulce inspiración

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: